“Las creencias que limitan nuestra vida , dirigen nuestro destino” EL ELEFANTE ENCADENADO BY Jorge Bucay.

Estoy preparando un taller para mañana de los que más me gustan, con jóvenes , son los más duros ( con el permiso de los docentes , que son los segundos) .Mientras  lo preparo me vienen señales , conecto con lo que creo que necesitan , leo historias para inspirarme y todo empieza a surgir . ”Todo por aprender , todo por enseñar” , que diría una gran amiga , que además es docente y muy innovadora.

El tema principal de esta semana son las creencias limitantes y para poder explicarlo más claramente quiero contar este cuento de Jorge Bucay.

Cuando yo era pequeño me encantaban los circos, y lo que más me gustaba de los circos eran los animales. Me llamaba especialmente la atención el elefante que, como más tarde supe, era también el animal preferido por otros niños. Durante la función, la enorme bestia hacía gala de un peso, un tamaño y una fuerza descomunales… Pero después de su actuación y hasta poco antes de volver al escenario, el elefante siempre permanecía atado a una pequeña estaca clavada en el suelo con una cadena que aprisionaba una de sus patas.

 Sin embargo, la estaca era sólo un minúsculo pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, me parecía obvio que un animal capaz de arrancar un árbol de cuajo con su fuerza, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir. El misterio sigue pareciéndome evidente.

 ¿Qué lo sujeta entonces?

 ¿Por qué no huye?

 Cuando tenía cinco o seis años, yo todavía confiaba en la sabiduría de los mayores. Pregunté entonces a un maestro, un padre o un tío por el misterio del elefante. Alguno de ellos me explicó que el elefante no se escapaba porque estaba amaestrado. Hice entonces la pregunta obvia: «Si está amaestrado, ¿por qué lo encadenan?».

 No recuerdo haber recibido ninguna respuesta coherente. Con el tiempo, olvidé el misterio del elefante y la estaca, y sólo lo recordaba cuando me encontraba con otros que también se habían hecho esa pregunta alguna vez.

 Hace algunos años, descubrí que, por suerte para mí, alguien había sido lo suficientemente sabio como para encontrar la respuesta:

El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño.

 Cerré los ojos e imaginé al indefenso elefante recién nacido sujeto a la estaca. Estoy seguro de que, en aquel momento, el elefantito empujó, tiró y sudó tratando de soltarse. Y, a pesar de sus esfuerzos, no lo consiguió, porque aquella estaca era demasiado dura para él. Imaginé que se dormía agotado y que al día siguiente lo volvía a intentar, y al otro día, y al otro… Hasta que, un día, un día terrible para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino.

 Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque, pobre, cree que no puede.

Tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer.

 Y lo peor es que jamás se ha vuelto a cuestionar seriamente ese recuerdo.

 Jamás, jamás intentó volver a poner a prueba su fuerza…

Así nos comportamos los seres humanos, con esa dificultad de emprender el camino de nuevo después de un error, de un fracaso, después de haber escuchado tantas veces lo que no somos capaces de hacer. Se nos olvida que a veces la última llave es la que abre la puerta y nos haremos un flaco favor, si no lo volvemos a intentar.

Crecemos con esa valoración ajena de lo que hacemos bien y lo que hacemos mal, con esas etiquetas de lo que deberíamos ser por decisión de los demás. Entonces, llegamos al momento en que nos cuestionamos nuestra trayectoria y nos damos cuenta que esas valoraciones propias y ajenas, las hemos hecho “verdad”.

 Las creencias se construyen a través de tu propia experiencia, de tu educación o imitación. Una creencia es un principio que aceptas como verdadero o real sin ninguna prueba, conocido como opinión. Tus creencias sobre ti y la vida, es la dirección que te acerca a algunos lugares o te impiden llegar a otros.

Nos dan seguridad, confianza y tranquilidad. Es tan placentero que se nos olvida lo más importante “NO SIEMPRE SON VERDAD”. Cuando esperamos que algo suceda siempre vamos a encontrar evidencias para que pase . Estas evidencias pueden ser verdaderas o falsas, aunque rara vez lo cuestionamos.

Estas creencias determinan la forma que te ves, como ves tu vida y las personas que te rodean, no vemos las cosas como son, las vemos como somos  y el primer paso para evolucionar es desechar las que no nos valen y crear otras nuevas que nos impulsen, que nos potencien.

Luchar contra esas creencias puede ser agotador , pero hay que enfrentarlas , luchar contra nosotros mismos y crear las nuevas con tanta fuerza que nos hagan invencibles. Debemos darnos una nueva oportunidad de tirar de las cadenas , de volver a luchar por soltarnos y disfrutar del mejor de los triunfos : LA LIBERTAD EMOCIONAL.

  ¡ Por lo que fui y dejé de ser por decisión de los demás ¡

Espero tus comentarios.

!! Que tengas un maravilloso dia !!

¿Te gustó esta entrada?

Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Linkedin
Comparte por email

18 comentarios

  1. Reflexión importantísima,creo que tus palabras son merecedoras de un gran paso.Deseo poner en práctica esos pasos para rectificar de las ataduras.
    Gracias Say.

  2. Un nuevo día, una nueva aventura, y una nueva lectura para alentar a una vida más liviana y llevadera, sin duda leerte es un regalo para comenzar una semana llena de buenas energías.
    Gracias por compartirlo con nosotros.

  3. Muy cierto, yo leyendo he visto pasar mi vida, así atada a esa cadena creyendo que eso era lo correcto,y pienso cuanto tiempo he perdido. Gracias , por esta reflexión.

    1. Nunca es tarde para soltar las cadenas , lo más importante darnos cuenta y cambiar ….AVANZAR …Muy orgullosa de tu avance y acompañarte en el proceso.

  4. Enhorabuena compañera Me encanta !…rompiendo creencias, no tenemos que ser como hemos sido siempre…cada momento es bueno para tomar otros caminos ,otras creencias u otros paradigmas.

  5. Totalmente de acuerdo. Tenemos que liberarnos y no seguir como siempre, si algo hay que cambiarlo para estar mejor con uno mismo se tendrá que cambiar.
    Sabes que conozco gente que dice que las personas no cambian? Que nadie puede cambiar, que el que es como es con 20 años lo será toda la vida.
    De hecho a mí hay gente (tóxica)que me ha echado en cara cambiar, y eso que lo he hecho para bien.
    Hay que abrir la mente. Nunca es tarde para cambiar y estar agusto con uno mismo.
    Gracias por compartir esto tan bonito.

  6. Yo diría :
    Por lo que fui y dejé de ser porque ..aprendí a quererme,a aceptarme y a respetarme!
    Y eso en gran parte,te lo debo a ti.
    Todavía recuerdo esa conversación en tu sofá y espero no borrarla nunca de mi memoria.
    Gracias Say !

    1. Eres maravillosa y espero tener muchas más , cada vez que necesitemos .
      Espero acunar a tu hija y lo mismo no llegué a la boda , pero llegaré al bautizo.

  7. Mil gracias por cruzarte en nuestro camino Say!!
    Hermoso cuento. Mientras lo leía me decía a mi misma; nunca dejes de tirar Rosy que tu puedes conseguirlo. Hoy decidido no darme por vencida y voy a luchar como una Leona con uñas y dientes para conseguir todo aquello que deseo. Se que ahora el camino parece cuesta arriba pero se que al final del camino me espera la recompensa. Gracias de todo corazón Say por ser nuestra guía y motivación. Que el universo te colme de bendición y te mantega con mucha salud.

  8. Somos exclavos de nuestras creencias limitantes que nos han enseñado ! Hace al ser humano inválido emocionalmente .
    Muy bonita Reflexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *